Medallista de oro

5/5/2017

¿ Atleta olímpico ?  No se trata de un atleta olímpico!  Es un oblato misionero, Padre Jules Dion, o.m.i. quien ha vivido cerca de 60 años con los Inuits de Quartag y de Kanfiqsujuaq, au Nunavik (en el norte de Canada).  Su vida fue totalmente decidada al estudio del idioma inuktitut,  a la traducción de la Biblia y de los textos litúrgicos y ejerció muchos otros professiones tales como dentista, médico, cocinero, reparador de motos de nieve, electricista, etc,  además de su papel principal,   sacerdote misionero.

Fui un feliz testigo de la vida de este hombre quien, el domingo 2 de abril 2017, recibió del Honorable J. Michel Doyon, la medalla del teniente gobernador de Québec, por tener mérito excepcional.  Siendo delegada por la diocesis de Amos, a mi gran sorpreza, me encontraba con los testigos V.I.P. para felicitar a todos estos recipiendarios y sobre toto al Padre Dion, el único medallado de oro.  Aplausos espontáneos, unas 500 personas de pies se hizo entender mientras  el teniente gobernador le ponia su medalla de oro.  Pueden ver esta experiencia en la página web de los Padres Oblatos de Maria Inmaculada.


Por primera vez, presencié  tal ceremonia de entrega de la medalla del teniente gobernador.  En una ambiente de alegría, además de la medalla de oro al Padre Dion, se entregaron 28 medallas de bronze a la juventud, 40 medallas de plata a personas mayores.  He tenido la felicidad ver a un misionero reconocido por sus relizaciones humanitarias y filantrópicas.  Le fue rendido un homenaje  mencionando la realización de su sueño de juventud : ser misionero con los Inuits.

El teniente gobernador bajo de la estrada para   entregarle su medalla de oro.  Además hemos podido ir a felicitarle.  Estaba realmente feliz que todos recognozcan la grandeza de esta vida dada al servicio de  los Inuits.    

Como misionera al Nunavit, he sido testigo, diria, de una parte de su vida.  Entonces, escribi su biografia  Cincuenta años bajo cero.  La gente se interesaron por esta vida excepcional : dos militares así como el teniente gobernador me pidieron enviarles esta biografía del Padre Dion.

Me considero privilegiada de haber encontrado y intercambiado con el teniente gobernador y estos dos militares.

Este medallista de oro recibió muchos otros homenajes que conocerán en mi próximo volumen :

Testimonios audaciosos y poco friolentos en el Nunavit.  Los Inuits guardan un recuerdo inmemorable de este hombre que tanto se ha entregado por el bien de su comunidad.  Queriendo guardarlo en memoria,  nombraron una calle Calle Padre Dion en el pueblo de Kangiqsujuak.

Raymonde Haché

En la entrada de la Residencia de Richelieu donde el Padre Dion vive, una enorme pantalla anunciaba este evento excepcional.

El teniente gobernador de Québec, el Honorable J. Michel Doyon  remite la medalla de oro al Padre Jules Dion, o.m.i.
para merito excepcional.

Nueva carta geográfica del pueblo Kangiqsujuaq donde se ve la calle Padre Dion nombrada a su nombre.

Raymonde Haché en el pueblo de Kangiqsujuaq en enero 2017.